0

Lecciones de liderazgo. Keith Ferrazzi

El liderazgo no es sobre un héroe que consigue una hazaña. Es sobre una persona capaz de influir a otras para crear un movimiento en una dirección en el que todos son líderes.

Todo va de interdependencias, colaboración en interacciones.

Entonces, ¿Porqué todos caemos en usar comportamientos pasivo agresivos que nos evitan expresar nuestra voz?

Si conseguimos mejorar esta habilidad y podemos conectar con los demás y activar comportamientos que terminen en relaciones amistosas de calidad.

Venimos de una cultura de mucha exigencia, prácticamente una exigencia imposible.

La realidad es que no tenemos porque llegar a sentirnos tan abrumados.

El liderazgo real llama a la interdependencia no a la brillantez individual. El liderazgo real es sobre crear un espacio en el que todo puede salir bien o salir mal pero con una actitud de que juntos vamos a superar todo lo que suceda y vamos a aprender.

No importa cual es la estructura organizacional que tengas en tu empresa ni si tiene o no tiene jerarquía. Todos los elementos que hacen que esa estructura funcione son relacionales.

En una estructura sin jerarquías lo único que queda para que la organización avance es relacional, depende del trabajo colaborativo.

Liderar para servir y avanzar

Si quieres liderar la única manera que hay de hacerlo es que otras personas quieran asociarte contigo porque saben que con esa relación van a avanzar e ir más arriba de donde están. Esto es algo que se consigue a través de la generosidad y la autenticidad.

No puedes liderar si no puedes demostrar a los demás que te importan y que te conmueves con lo que conmueve a ellos.

Where is your people plan?

Todo lo que necesitas tiene que ver con la interacción con otras personas.

Si eres un individuo con una misión y quieres que una relación funcione todo depende de tí. Todo el peso está en ti para construir una relación.

Desde el momento 0 que invitas a alguien a tu equipo les estás invitando a crear contigo y a formar parte del movimiento. Tu como líder has creado el espacio y cuando entra más gente mantienes ese espacio para que los demás estén en el y vuelquen su creatividad e inteligencia para continuar avanzando en la misión. El movimiento no es tuyo como líder, el movimiento es de todos y la misión es de todos.

El movimiento no es tuyo, es de los participantes tu solo estás manteniendo un espacio.

Los mejores líderes de manera consistente son los que piden a todo su equipo que les digan maneras de ir más lejos y más alto. ¿Qué puedo hacer como líder para que todos podamos ir más y más alto?

Se sientan con su gente, dan las gracias de manera sincera, recogen todo el feedback y tratan de ejecutar para poder avanzar.

En los nuevos equipos que propone Keith la norma sobre el feedback es que tienes que agradecerlo, no hace falta lo aceptes.

Este tipo de comunicación fluida y transparente crea Candor.

Si el movimiento, el movimiento de todos, es un movimiento para crecer constantemente y con los recursos de todos llegar más lejos no importa que el equipo sea o no el mejor o que el líder sea el mejor líder posible, lo que importa es que con esta transparencia creada a base de comunicación y generosidad todos sentimos la motivación para seguir avanzando y avanzando.

Y aquí aparece la importancia del coaching como estilo de relación. Si el quid de la cuestión fuera solamente la información entonces todo sería mucho más fácil y obtendríamos resultados en masa con las lecciones adecuadas. Pero no funcionamos así funcionamos mejor a través de la acción y a través de la reflexión que produce el coaching.

Además también el coaching permite una comprensión y empatía más profunda hacia la otra personas y desde ahí es desde donde mejor nos vamos a comprender, conmover y autoliderar.

¿Cuántos de nosotros sabemos lo que tenemos que cambiar de nosotros y aun así seguimos haciendolo?

Pues lo dicho, si el conocimiento fuera suficiente para cambiarnos y hacernos mejores todo sería mucho más sencillo pero no funcionamos así, eso es solo el principio.

Lo que cambia nuestro comportamiento de verdad es la acción y para eso necesitamos compromisos.

Y el modelo organizacional de coaching es el que permite de una manera muy abundante que todos crezcamos en contacto unos con otros. Si todos en el espacio de trabajo compartimos un espacio de coaching todos nos sentiremos más seguro y con ello podremos tomar acciones más valientes.

Para crear una relación de coaching y liderazgo necesitamos bajar las barreras y pedir permiso, si tenemos permiso para contarnos verdades y ayudarnos a mejorar la relación será bidireccional y muy beneficiosa para ambas partes.

Si tienes una misión, como he dicho antes, todo está en tí. No puede ser que una relación que no funciona dependa de otros y pongas toda tu energía y la fuerza de cambio en los demás. Si eso pasa estas vendido y esa relación no va a funcionar. Si eres un líder y tienes una misión siempre eres tu el que tiene el peso de las relaciones sobre tu espalda hasta que se llegue a un acuerdo o comprensión mutua.

Tratate como si te amaras a ti mismo porque es la única manera en la que puedes de verdar tratar a los demás con amor.

En el campo de trabajo existe también el campo emocional y el campo de energía y si consigues crear una dinámica que invite a tener emociones positivas, a darse apoyo, a quererse, a motivarse, a celebrar es como puedes conseguir esa atmósfera tan buena para que suceda la motivación y el alto rendimiento.

Co-Elevation

Co-Elevation

Co-Elevation

No importa la estructura organizacional que uses porque si usas una cultura de co-elevación, de coaching, de apoyo mutuo y colaboración lo más seguro es que ese proyecto/empresa funcione porque así es como funcionamos los seres humanos.

Alex Frago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.